Manteniendo el momento: Creciendo una iglesia en crecimiento

by Bonnie Shaw on October 26, 2021 in Church Health Strategy

La Primera Iglesia Bautista de Arcadia ha pasado por muchas etapas en la vida de una iglesia. Desde sus humildes comienzos en 1940 como una pequeña iglesia reuniéndose en la barbería de un miembro de la iglesia hasta una iglesia de una sola habitación, hasta un edificio de salones múltiples que abriga a la congregación hoy día, la Primera de Arcadia sabe lo que es crecer, cambiar, y adaptarse para satisfacer mejor las necesidades de su comunidad.

Sin embargo, al igual que muchas otras iglesias, la Primera de Arcadia tuvo un año difícil, y ese año trajo cambios que la iglesia no anticipaba. Primero, el área fue devastada por el huracán Harvey en 2017, entonces en mayo 2018 hubo un tiroteo en la escuela superior local. No solamente algunos de los adolescentes de la iglesia resultaron lastimados, también la familia del agresor asistía a la iglesia. Estas cosas, junto con el retiro del pastor anterior, llevó a la iglesia a un tiempo de desafío.

Centrados en el evangelismo

“Mayormente, era una iglesia saludable, pero cuando llegué sucedieron varios eventos que causaron que la iglesia decayera”, explicó Joshua McDonald, quien llegó para ser el nuevo pastor de la iglesia en 2018. “Dios sostuvo a la iglesia a través de todo, pero hubo, como es natural, dificultades y decaimiento”.

Cuando McDonald llegó a la iglesia, organizó su proceso de conectar a la iglesia con un enfoque de cinco puntos- Personas, Historia, Aspiraciones, Sermones, y El mundo necesita el evangelio (PHASE).

Con estas ideas en mente, McDonald inició su labor, llegando a conocer a la congregación y la historia de la iglesia, compartiendo sus aspiraciones para la iglesia y escuchando las aspiraciones de otros, y predicando sermones que deliberadamente enfocaban alrededor de compartir el evangelio.

“Cada vez que puedo comparto el evangelio y hablo de su importancia. Lo comparto cada domingo desde el púlpito con extrema claridad, sea de las Escrituras o a través de una ilustración. No solamente los perdidos necesitan el evangelio, no solamente los que nos visitan necesitan el evangelio, el evangelio es para todos los miembros, incluyendo a los pastores, incluyéndome a mí mismo. Es para todo el mundo. Y, debido a que nos hemos enfocado en el evangelio, se ha abierto un tremendo flujo de personas deseando compartir el evangelio”, dijo McDonald.

Esta pasión por el evangelio ha llevado a muchos miembros a traer visitantes a la iglesia y más personas nos están visitando. Desde 2018, la iglesia ha crecido de una asistencia semanal de 250 a 350, aunque McDonald explicó que la pandemia ha afectado esos números drásticamente semana tras semana.

Estrategia para la salud de la iglesia

En medio de este crecimiento, McDonald se comunicó con Jonathan Smith, el director de Estrategia para la salud de la iglesia. Los dos se hicieron amigos durante el tiempo cuando Smith era pastor en el área, y ahora McDonald esperaba que Smith pudiera ayudar a la Primera de Arcadia a continuar creciendo. Smith visitó la Primera de Arcadia y observó el proceso de la iglesia el domingo. Entonces se reunió con McDonald y el personal ministerial de la iglesia y les presentó varias ideas para ayudar a mejorar el proceso de recibir a los que visitan.

Smith pudo presentarles una perspectiva desde el punto de vista de un “visitante”, y ayudó a la iglesia a desarrollar un plan de asimilación para conectar a los visitantes a un grupo pequeño y también multiplicar el número de grupos pequeños. Él sugirió que cada grupo pequeño escogiera a una o dos personas para ser entrenadas como nuevos líderes de grupos pequeños. Entonces, cuando hay una orientación para nuevos miembros, esas personas actúan como líderes de mesa durante el evento. Ellos ayudan a las personas en su mesa a entender el proceso y los invitan a unirse a un grupo pequeño que acaba de iniciarse para que los nuevos miembros tengan un sentido de comunidad y un lugar donde pertenecer.

“Hay dos cosas que mantienen a las personas en la iglesia—cuando encuentran una comunidad significativa y cuando encuentran un lugar donde servir en su comunidad. Y, el proceso de asimilación verdaderamente provee estas dos cosas para ayudar a los nuevos miembros a conocer bien a la iglesia, a conectarse en una comunidad, y encontrar un lugar donde servir en esa comunidad donde contribuyen”, explicó Smith.

La Primera de Arcadia ya era una iglesia dinámica y en crecimiento. Smith pudo caminar con ellos y asegurarse de que continúen creciendo al darles las herramientas necesarias para tener éxito en el futuro venidero.

“Con frecuencia no trabajo con una iglesia que no está saludable, es una iglesia saludable que necesita pensar en un aspecto en el cual mejorar”, dijo Smith. “Estoy aquí para ayudar a la iglesia a pensar en todo, desde su página web hasta lo que sucede con una persona que visita un domingo en particular”.

Para información adicional acerca de la Estrategia para la salud de la iglesia y saber cómo su iglesia puede beneficiarse de estos recursos, visite txb.org/healthychurch o comuníquese con Jonathan Smith por correo electrónico- Jonathan.Smith[at]txb.org.

Read more articles in: Church Health Strategy, Church Health

Share

© 2002-2021 Texas Baptists. All rights reserved.
Made possible by gifts through the Texas Baptists Cooperative Program.

(888) 244-9400
web[at]texasbaptists.org