Misionera del River Ministry continúa sirviendo a mujeres en prisión a pesar de las restricciones del COVID-19

by Valeria Ramazzini on March 8, 2021 in News

Casi un año después de que se haya cerrado la frontera entre los Estados Unidos y México por la pandemia del COVID-19, el Señor ha sido fiel y continúa bendiciendo el ministerio de mujeres en la prisión de Piedras Negras.

La Dra. Gloria De la Peña, misionera de Texas Baptists y líder del ministerio de prisiones, ha estado visitando a las mujeres en la prisión y facilitandoles kits de higiene desde hace 18 años. Durante estas reuniones, De la Peña compartía con las mujeres alabanzas, estudios Bíblicos y oración. Sus visitas fueron prohibidas a principios de Marzo del 2020 debido a la pandemia de COVID-19. Desde entonces, De la Peña ha continuado llevando kits de higiene sin poder tener contacto alguno con las mujeres del ministerio.

“Al principio de la pandemia, todas las visitas a la prisión fueron suspendidas para poder proteger a las mujeres. Sin embargo, todo este año pasado, he podido ver la mano de Dios. Cada vez que dejábamos los kits de higiene, las guardias nos contaban que las mujeres pedían vernos– aunque no llevaramos nada,” compartio De la Peña. “Muchas incluso continúan reuniéndose para poder leer la Biblia y cantar himnos.”

A pesar de no poder continuar los estudios Bíblicos en persona, la oportunidad que De la Peña tiene de proveer a las mujeres con kits de higiene ha ayudado a poder mantener el contacto personal con ellas. Para muchas mujeres, ella ha sido la única persona que les puede proporcionar estos artículos de higiene personal.

“La mayoría de mujeres que se encuentran en la prisión no son de esta región y vienen de otros estados de México. Por lo tanto, ellas no tienen a nadie que les pueda proveer cosas esenciales,” explico De la Peña.

“Saber que alguien está pendiente de ellas o incluso recibir algo propio es muy importante para estas muchachas. Al estar pendientes de sus necesidades, por medio de estos kits les podemos enseñar un poco sobre el amor de Jesus. Es por esto que es tan importante no parar la ayuda,” continuo De la Peña.

Dentro de estos kits vienen artículos de higiene personal básicos como shampoo, jabón, desodorante, pasta de dientes y cepillo dental – todos de tamaño pequeño para poder caber en una sola bolsa transparente de Ziploc.

Esperando un mejor futuro

“Nosotros estamos esperando que las cosas cambien para poder visitar a las mujeres pronto, pero si no cambian, sabemos que el Señor sigue en control, sigue reinando y proveyendo para ellas por medio de los misioneros de Tejas y el River Ministry,” compartió De la Peña.

“Yo le doy gracias a Dios por el River Ministry y por todos los misioneros que conocen y aman a estas mujeres'', continuó ella.

Aunque la pandemia ciertamente ha afectado la manera de operar de este ministerio, Dios ha permitido que De la Peña, con la ayuda de muchos otros misioneros y ministerios, continúe ministrando a las 105 mujeres de la prisión en Piedras Negras.

“Recientemente, Dios abrió las puertas para que dos personas pudieran entrar por 10 minutos. En estos 10 minutos solamente pudimos orar y brevemente enseñarles el amor del Señor – lo cual fue muy diferente a los estudios semanales que teníamos antes de la pandemia,” contó De la Peña.

Ante todas las restricciones impuestas para los visitantes de la prisión, De la Peña junto a las mujeres del ministerio esperan nuevamente el día que las prisiones les permitan tener su tiempo de alabanza y estudio Bíblico.

Orando por un desarrollo espiritual

“En lo que esperamos que las cosas cambien, podemos seguir orando por la salud física y el crecimiento espiritual de estas mujeres. El encierro ha sido muy difícil, y muchas se preocupan por las condiciones de sus familias e hijos,” compartió De la Peña.

Igualmente De la Peña pide oración por su propia salud y la de su familia para poder seguir con fuerzas y ánimo renovado visitando la prisión.

“Este ministerio no es mío, es del Señor'', afirmó De la Peña. “Yo solamente soy la que llevo cosas – como dice uno de mis versículos favoritos ‘Siervo inutil soy, pues lo que debería de hacer, eso hice’ (Lucas 17:10). Este es el ministerio que Dios me ha dado, y yo lo hago con mucho amor y gusto por la gloria y honra de Dios!”


Read more articles in: News, Great Commission

Share

© 2002-2021 Texas Baptists. All rights reserved.
Made possible by gifts through the Texas Baptists Cooperative Program.

(888) 244-9400
web[at]texasbaptists.org